amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

24 sept. 2018

Los extraños efectos de la píldora anticonceptiva en el cerebro de las mujeres (y hasta qué punto son preocupantes)


Mujer que toma la píldora

Todo empezó con un ñame mexicano. BBCMUNDO
Era 1942 y un profesor de química de Pensilvania, en Estados Unidos, estaba buscando una fuente barata de progesterona.
En ese momento, dicha hormona tenía muchos usos. Se usaba entre otras cosas para prevenir abortos espontáneos y para tratar a mujeres que atravesaban la menopausia.
De hecho, Russell Marker ya había inventado una manera de hacer progesterona a partir de una sustancia química de ciertas plantas.
¡Venimos con respuestas a las preguntas sobre la píldora o pastilla anticonceptiva!
Una opción eran los tubérculos de los ñames japoneses silvestres. Pero estos no contenían cantidades de hormona suficiente.
Tras analizar más de 400 alternativas, Marker descubrió un extraño dibujo en un antiguo libro de botánica. Este ñame, nativo de México, tenía raíces gordas y nudosas.
El científico viajó hasta allí y sacó un ejemplar de contrabando del país.
Tras descubrir una fuente económica de progesterona, los investigadores empezaron a usarla como anticonceptivo.
Una década más tarde nacía la píldora anticonceptiva.

El secreto de la píldora

Los efectos económicos y sociales de la píldora han sido bien estudiados y documentados.
De un día para el otro, se podía disfrutar del sexo sin temor a quedar embarazada, y las mujeres jóvenes podían continuar con sus estudios en vez de dedicarse a criar niños y a las tareas del hogar.
Pañal, biberón.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa píldora anticonceptiva fue revolucionaria: le dio a las mujeres la libertad de elegir si tener hijos o no, y en qué momento.
Sin embargo, desde un principio, la píldora escondía un secreto.
Hace pocos años, científicos empezaron a darse cuenta de que el cerebro de las mujeres que tomaban la píldora se veía fundamentalmente diferente.
Comparado con el de las mujeres que no estaban tomando hormonas, algunas regiones se veían más típicamente "masculinas".
También notaron cambios de comportamiento. Las mujeres que tomaban ciertas píldoras no eran tan buenas con las palabras, algo en lo que nuestro género se destaca.
Por otro lado, eran mejores para visualizar, mentalmente, un objeto en rotación, como los hombres.
Y, finalmente, aquellas que tomaban un tipo de píldora eran mejores para reconocer rostros, algo en lo que los hombres suelen ser buenos.
Desconcertante, ¿no? Para los científicos también lo era.

Las razones detrás de los cambios

Suelen decirnos que la píldora contiene estrógeno y progesterona. Pero ninguna píldora contiene estas dos hormonas.
La píldora contiene versiones sintéticas que están hechas de hormonas más estables que han sido alteradas para imitar a estas hormonas.
GráficoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLas mujeres que toman cierto tipo de píldora son mejores en cuanto a la conciencia espacial, algo en lo que los hombres son mejores que las mujeres.
Cada marca de píldora combinada en el mercado contiene el mismo tipo de estrógeno sintético, etinilestradiol, y una de ocho progesteronas sintéticas, llamada progestina.
El etinilestradiol evita que el cuerpo libere un óvulo al mes, mientas que la progestina engrosa el moco cervical y hace que el útero se vuelve inhabitable.
Pero si bien las hormonas son efectivas para prevenir el embarazo, no son exactamente iguales a nuestras hormonas naturales.
El resultado es que estas versiones sintéticas tienen efectos que no provocaría la progesterona auténtica.
En internet hay miles de ejemplos de mujeres que reportan acné, sudor y crecimiento excesivo de vello corporal a causa de la píldora.
Estos efectos "masculinos" han sido muy bien estudiados y son reales. La causa es sorprendente: según un estudio de 2012, el 83% de las mujeres estadounidenses que toman la píldora están tomando una versión que contiene progestina hecha a partir de hormonas masculinas.
La hormona masculina que usan estas píldoras es una pariente cercana de la testosterona llamada nandrolona.
Al ser un andrógeno potente (una hormona que influye el desarrollo del sistema reproductivo masculino), puede estimular el desarrollo de características típicas masculinas.
Estos efectos se conocen desde hace décadas: la primera progestina que se fabricó, noretindrona, era androgénica.

Efecto opuesto

En los años 40, 50 y 60, las mujeres embarazadas a veces tomaban grandes dosis de noretindrona para evitar abortos espontáneos. Pero la hormona provocaba cambios perturbadores en sus organismos: sudoración, vello y granos.
BigotesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionComo los anticonceptivos usan versiones sintéticas de hormonas, pueden tener efectos secundarios inesperados como la aparición de vello facial en las mujeres que las toman.
Cerca de una de cada cinco bebés nacidas de madres que la tomaban tenían genitales masculinos.
Hoy día, las dosis de progestina en las pílodras anticonceptivas son mucho menores y las hormonas se combinan con estrógeno sintético, que cancela muchos de estos efectos masculinos.
Aún así, tiene efectos secundarios.
Las nuevas versiones de progestinas (hechas de progesteronas sintéticas) tienen el efecto opuesto y se recetan en muchos casos para tratar el acné o el exceso de vello.
En líneas generales, las píldoras más antiguas y más baratas tienden a contener hormonas androgénicas, mientras que las nuevas y más caras contienen antiandrógenos.
Pero otro de los problemas es que afectan al cerebro.
El efecto
En los hombres, se sabe que los andrógenos liberados en la pubertad cambian el cerebro. Esto también es cierto para las mujeres, en las que cantidades relativamente pequeñas de testosterona pueden hacer que algunas partes del cerebro se encojan y otras crezcan.
Tijeras y peines.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionAlgunas píldoras anticonceptivas modernas son antiandrogénicas. Por ello a veces se recetan para tratar el acné o el crecimiento de vello excesivo.
Dado lo que sabemos sobre el poder de estas hormonas, es sorprendente que no fue sino hasta hace poco, que se empezó a estudiar si la progestina hecha a partir hormonas masculinas tiene algún impacto.
"Se ha hecho mucha investigación sobre los efectos secundarios físicos", explica Belinda Pletzer, neurocientífica cognitiva de la Universidad de Salzburgo, Austria.
"También sobre los efectos emocionales.. Pero muy pocos estudios se han centrado en el cerebro y la cognición".
Pletzser reclutó a un grupo de voluntarios hombres y mujeres, algunas de las cuales tomaban la píldora, y escaneó sus cerebros.
Lo que halló fue sorprendente.
Las imágenes revelaron que varias zonas del cerebro eran más grandes en las mujeres que tomaban la píldora, en comparación con las otras. Estas áreas son más grandes también en los hombres, en comparación con las mujeres.
Otras investigaciones también indicaron que la progesterona y la testosterona pueden afectar el comportamiento.
Lo que se demostró es que las mujeres que toman píldoras anticonceptivas con progestina androgénica tienen menos fluidez verbal .
También son mejores cuando se trata de rotar objetos mentalmente.
Esto tiene sentido ya que se estima que los hombres son levemente menos elocuentes que las mujeres en ciertas situaciones y tienen mayor conciencia espacial.
Otros estudios hallaron que las mujeres que tomaban anticonceptivos orales recordaban historias emocionales más de la manera que lo hacen los hombres (el acento puesto en el nudo de la cuestión más que en el detalle).
También, como los hombres, eran menos buenas reconociendo emociones en los demás, como furia, tristeza o asco.
Es como si ciertos tipos de píldoras "masculinizaran" el cerebro femenino.

Efecto simultáneo

La evidencia más llamativa, no obstante, proviene de un estudio publicado en 2015.
En él, Pletzer comparó el cerebro de mujeres que tomaban dos tipos de píldoras con otras que no tomaban ninguna.
Varias áreas del cerebro eran más grandes en las mujeres que tomaban píldoras que contenían las nuevas progestinas antiandrogénicas.
Estos cambios parecen afectar el comportamiento de estas mujeres.
GráficoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionIncluso dosis pequeñas de testosterona pueden hacer que partes del cerebro femenino se encojan y otras se agranden.
Dos áreas cerebrales en particular se mostraron más abultadas: la zona que procesa la información facial, y la zona que reconoce lugares.
Estas mujeres también eran mejores reconociendo rostros.
El reconocimiento facial es algo en lo que las mujeres suelen ser muy buenas. Esto encaja con la idea de que los anticonceptivos orales influyen sutilmente en nuestro cerebro.
En este caso, las píldoras antiandrogénicas acentuaban la femineidad.
Varias zonas también se mostraron abultadas en las mujeres que tomaban píldoras androgénicas, incluyendo algunas que son típicamente más grandes en los hombres.
Para complicar más aún el panorama, todas las píldoras combinadas contienen estrógeno sintético, que es feminizante.
Esto quiere decir que el cerebro de las mismas mujeres pueden estar experimentando a un mismo tiempo un efecto masculinizante y otro feminizante

Lado oscuro

Puede también que las píldoras anticonceptivas tenga un lado más oscuro.
Como Pletzer escribió en 2014, cuando los atletas toman esteroides lo llamamos "dopaje".
Se considera un abuso y es duramente condenado por la sociedad.
Pero no nos importa que millones de mujeres tomen estas hormonas todos los días, a veces desde la pubertad hasta la menopausia.
Los científicos no saben aún si alguno de estos efectos en el cerebro tienen un impacto notable en nuestro comportamiento.
Pero quizás ya sea hora de que lo evaluemos.

El contraataque de China en la guerra comercial con Estados Unidos


Donald Trump y Xi JingpinA partir de este lunes Estados Unidos empezará a aplicar aranceles de importación del 10% a unos 6.000 nuevos productos chinos con un valor estimado de US$200.000 millones.
La lista incluye desde textiles hasta bolsos de mano y significa que aproximadamente la mitad de todo lo que China le vende a Estados Unidos pasará a estar sujeto a impuestos.
Pero los chinos no se han quedado de brazos cruzados.
Su contraataque inicial consiste en tasas que irán del 5% al 10% sobre productos estadounidenses que ascienden a un valor total de US$60.000 millones.
Y pude ver lo decididos que están a no salir derrotados en esta guerra comercial cuando visité una fábrica de tuberías en las afueras de Pekín.

Listos para la batalla

Hebei Huayang Steel Pipe (HHSP) es uno de los fabricantes de tuberías más grandes de la provincia de Hebei.
Y mientras entraba en aquella planta en expansión, lo primero que me llamó la atención fue una abrumadora pestilencia a acero quemado.
Un trabajador en la fábrica
Image captionEsta fábrica de tuberías de acero china ya había dejado de venderle a EE.UU. directamente antes de que Donald Trump anunciara aranceles sobre el acero.
Montañas de tuberías yacían desperdigadas sobre el patio, conos cilíndricos gigantes que se usan para transportar gas, crudo y agua.
HHSP había instalado inicialmente una línea de producción dedicada a sus compradores estadounidenses, pero comenzó a buscar otros clientes incluso antes de que se anunciara la última ronda de aranceles a los productos chinos.
Resultó ser una decisión oportunamente previsora, ya que ahora estos productos se hubieran encontrado entre los US$200.000 millones afectados.
La firma ha suspendido los planes que tenía para expandirse en el mercado estadounidense, pero afirma que cuenta con muchas otras alternativas.
Steven Yue, el gerente de ventas de HHSP, me mostró la planta y me dijo que el mercado estadounidense constituía solo un pequeño porcentaje de la producción para esa fábrica, así que no estaba preocupado.
Pero fue cuando le pregunté qué pensaba de los impuestos estadounidenses sobre productos chinos y cómo creía que respondería su país que pude ver cómo este asunto le hacía sentir realmente.
"¡[Nosotros] les mostraremos nuestro poder!", le dijo a nuestro equipo en inglés.
Imagen de la planta
Image captionHebei Huayang Steel Pipe es uno de los mayores fabricantes de tuberías en la provincia de Hebei.
También se mostró desafiante respecto a la guerra comercial, asegurando que le haría más daño a EE.UU. que a China.
"El gobierno chino no va simplemente a quedarse sentado", nos dijo.
"Estados Unidos tiene muchas grandes compañías con muchos intereses e inversiones en China. Si empieza a atacar a los chinos, eso tendrá un gran impacto en los negocios estadounidenses que operan aquí, no solo sobre China".
"Quien tenga la voluntad, ganará. Pero, por ahora, todavía creo que China tiene lahabilidad para mantener las cosas bajo control".
Esa es una opinión que oí con frecuencia en mi viaje a China.

Jugar limpio

Si se oye al presidente estadounidense, Donald Trump, uno podría concluir que la relación entre su país y China es unilateral, con China ganando y EE.UU. perdiendo.
Pero desde el punto de vista de los chinos, EE.UU. también ha cosechado grandes beneficios en su territorio, como me señaló el presidente del Centro para China y la Globalización, Wang Haiyou.
Exportaciones chinasDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionEE.UU. tiene un déficit comercial con China.
"Mira las últimas cuatro décadas desde que China y Estados Unidos establecieron lazos diplomáticos", me dijo en su oficina en Pekín.
"Todas las grandes compañías estadounidenses están en China. Todas tienen grandes operaciones en China. Algunas incluso son más grandes aquí que en EE.UU. No puedes decir que eso no es un logro".
"Boeing vende más aviones en China que en cualquier otro lugar del mundo y Walmart produce más bienes desde China que cualquier otra firma en el planeta".
"Así que si General Motors fabrica más autos en China que en EE.UU., ¿de qué se queja esa empresa?"
Auto de GM en ChinaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEmpresas estadounidenses como General Motors encontraron en China un lugar económico donde fabricar sus autos.
Le respondo a Wang que nadie está poniendo en duda que EE. UU. haya hecho dinero en China, sino que había una sensación de que China no había jugado limpio y de que, incluso de haberse atenido al pie de la letra a los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el país no había seguido el espíritu del pacto.
"Si EE.UU. no está contento, puede ir y presentar su queja allí", me aseguró.
"Normalmente no lo hace. En realidad, China recibe menos quejas que EE.UU. en la OMC".
Aún así, hay un viejo convencimiento de que China ha hecho trampa no solo en su comercio con EE.UU., sino también con otros socios comerciales.
Si bien no todos estos países simpatizan con la estrategia de Trump con China, sus aranceles parecen estar dándoles a otros Estados la confianza para expresar sus quejas con más vehemencia.

Reacciones al ascenso chino

El gigante asiático tiene que ser más transparente y honesto respecto a la apertura de su mercado a las firmas extranjeras, según la Cámara de Comercio Estadounidense en China.
En su informe anual, la Cámara de Comercio Europea en China entró en la discusión asegurando que el país asiático estaba estancado en un "déficit de reformas" y que el motivo de la guerra comercial con Estados Unidos radicaba estaba en "la apertura incompleta del mercado chino".
Fábrica de acero en ChinaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEE. UU. impuso tarifas tarifas aduaneras de 25% al acero.
Mientras tanto, este enfrentamiento comercial se da en un momento delicado de la economía china, que después de años de crecimiento estelar, ahora se ralentiza.
En nuestra visita a la Universidad de Comunicaciones de Pekín, hablamos con un grupo de estudiantes.
Me sorprendió cómo a unos les preocupaban las posibilidades de encontrar empleo en este contexto de guerra comercial, pero también que esta estuviera generando un creciente sentimiento de orgullo nacional entre otros.
Un estudiante me dijo: "China ha crecido rápidamente en las últimas décadas y ha llamado la atención mundial. Es por eso que EE.UU. tiene un gran deseo de aplastarnos".
"Pero China también le ha dado a EE.UU. una respuesta fuerte, así que creo que mi país tiene la capacidad de resistir esto".
Supermercado chinoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionChina respondió a EE. UU. con aranceles de entre el 5% y el 10% sobre productos estadounidenses por un valor total de US$60.000 millones.
La sensación de que Estados Unidos está celoso del ascenso chino y de que está usando la guerra comercial como una forma de contener al gigante asiáticopredomina entre algunos chinos, como apuntó recientemente en un editorial el tabloide chino Global Times.
"Algunas élites en EE.UU. creen que China le ha robado a su país la experiencia necesaria para poder modernizarse, infringiendo los llamados derechos de propiedad intelectual estadounidenses", decía el editorial.
"Washington está extremamente hinchado de orgullo en los planos político y cultural. También está malinterpretando gravemente la historia del desarrollo humano", agregó el Global Times.
Esta es una China nueva y segura de sí misma: un país que quiere alardear de su éxito económico.
Pese a las críticas, este es un éxito por el que cree haber trabajado duro, así que no se rendirá fácilmente.
Pero esta guerra comercial deja a muchos chinos sintiendo que EE.UU. quiere detener el ascenso de su país y China se está preparando para enfrentar una larga batalla.
BBCMUNDO