!ASIMISMO! Alabado sea Jesucristo…

Alabado sea Jesucristo…
Cuentan que  una profesora de piano, enseñaba a los alumnos de una forma diferente.  Siempre antes de un recital, los hacía practicar una y otra vez el final.  Podían equivocarse en el principio o en el medio, pero si se equivocaban en el final debían practicarlo hasta que fuera perfecto.
Uno de sus estudiantes le preguntó el motivo de aquel interés especial en el final, a lo que ella contestó:
"Verás, en una presentación puedes equivocarte en el inicio o en la mitad, pero si tu final es perfecto y majestuoso, nadie recordará tus errores y toda tu presentación será aplaudida".
En nuestra vida, tal vez ya no podamos modificar lo que hicimos en el comienzo o en el medio... Pero sí estamos a tiempo de hacer que los que nos quede -hasta el final- sea acorde a lo que Dios espera de nosotros.
Juan Rafael Pacheco

Comentarios

Entradas populares de este blog

URGENTE. Malas noticias de médicos de Boston sobre salud David Ortíz

Para pedir visa a Estados Unidos habrá que dar usuarios de redes sociales, correos y teléfonos