amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

13 ago. 2018

UN MOMENTO. Educar


EducarMons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio
Volvamos una vez más la mente y la mirada al término educar. Siempre es necesario porque todos, o casi todos, de alguna manera hemos de educar.
Educar es una palabra que me impresionó cuando yo conocí de dónde venía, la etimología.
Viene del latín educere. Educere signifi ca, en latín, sacar algo… sacar algo del otro. No es una innovación. Y educar signifi ca ver lo que hay en la otra persona, sacar de él lo mejor, y corregir lo que tiene de negativo.
Por eso la educación es dar lo que uno es. Así como en el feto, pequeñito, desde que está en el embrión, ahí está todo el ser humano: yo soy, tú eres lo que eras en el embrión cuando se unieron esas dos semillitas de tu padre, de mi padre y de mi madre, y tu madre, ahí eso mismo, y educar signifi ca tomar a esa persona que se ha ido desarrollando y creciendo, para que desarrolle y crezca lo que tiene como valores. Por eso educar es también madurar, ayudar a madurar. Y madurar es hacer que la persona sea ella misma la que saque lo mejor.
Yo puedo decir… yo estoy hablando porque a mí me educaron, y me sacaron lo que yo tenía para poder hablar y poder escribir. Educar, saquemos lo mejor de los demás.
Ustedes los padres son educadores, han de sacar de sus hijos, a los que ustedes le dieron el cuerpo, sacarlos atrás en su alma y su espíritu, hacerlos que maduren, que eso crezca usando los diferentes lenguajes que hay. Todo padre es educador y hay que decirle la verdad a aquellos que practican sexo sin responsabilidad.
Traer un hijo al mundo es traer una vida y es traer a alguien para educarlo. Eso no basta decir “yo pagué” por esa relación. Tú eres, cuando tienes un hijo, un educador y yo tengo que ser educador porque yo acepté el ser ministro en la Iglesia.
Educar… ¡qué hermoso es! Al fi n y al cabo es seguir dando vida.
Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.  
listindiaro