amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

3 jul. 2018

Obispos deploran pobreza, corrupción y la violencia


Obispos deploran pobreza, corrupción y la violenciaRamón Urbáez | Especial para Listín Diario
Santo Domingo
La corrupción en los tres poderes del Estado, la violencia que afecta los distintos niveles de la sociedad, la pobreza extrema, el desempleo, la injusticia e inequidad social y el incumplimiento generalizado de las leyes, son algunos de los temas claves de la agenda de la Quincuagésima Sexta Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), que se inició ayer en Santo Domingo Este.
En la asamblea participan los obispos jefes y auxiliares de las once diócesis, varios eméritos y el encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica, monseñor Álvaro Izurieta, en representación del nuncio Ghaleb Bader, quien se halla fuera del país. “Hoy se nos presentan nuevos retos y difíciles desafíos en nuestro trabajo pastoral, que necesitan ser iluminados por el Evangelio”, afirmó el obispo auxiliar y vicario de Santo Domingo Este, monseñor Benito Ángeles Fernández, quien pronunció la homilía en la misa solemne que dio inició a la reunión del episcopado. “Cambiar los escenarios de violencia, corrupción, drogadicción, asesinatos, feminicidios, extrema pobreza, desempleo, libertinaje moral y sexual y la falta de educación y oportunidades para el desarrollo sano de la juventud, es un reto que los obispos se han planteado dentro de su misión evangelizadora”, expresó Ángeles Fernández.
Dijo que todo el quehacer pastoral de la iglesia tiene que involucrarse en aportar soluciones a los grandes males nacionales, como opciones fundamentales que muestren la caridad con solidaridad y la solidaridad con justicia. Criticó las políticas estatales que, según los obispos, amenazan el matrimonio y la vida familiar; y denunció la situación de los inmigrantes, los excluidos, la niñez desprotegida, los enfermos y ancianos abandonados, escenarios en que la dignidad humana es pisoteada, según dijo.
Uno de los temas claves de la asamblea de los obispos es el medio ambiente, sector en el que manifiesta una gran irresponsabilidad en el cuidado y respeto a los recursos naturales por parte de la población, sectores productivos y las autoridades del gobierno, según plantearon.
“Y qué decir de la temible y terrible amenaza contra la vida humana una vez concebida en el vientre de la madre”, se preguntó Ángeles Fernández. “Nosotros confiamos en que nuestros legisladores y nuestro Estado dominicano, nunca jamás lleguen a legalizar la muerte, ni por el aborto ni por la eutanasia”.
“Pareciera que nos amenazan constantemente la presencia del mal que descentraliza la armonía y la paz que queremos, buscamos y necesitamos”, precisó.
Apuntó que ante todo este ambiente difícil y lleno de nuevos desafíos, la iglesia confía y trabaja por un futuro mejor para el pueblo dominicano, y en la fuerza del Espíritu de Dios que trasforme y nos haga hombres y mujeres comprometidos con nuestra sociedad y humanidad, y sobre todo con los más vulnerables y necesitados.
“A nosotros se nos ha confiado la misión de evangelizar con nuestras vidas los ambientes donde nos movemos, ser portadores de buena noticia, brindar alegría, paz y esperanza a una sociedad cada vez más atribulada”, concluyó el obispo.
listindiario