amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

10 jul. 2018

Condenan a 50 años a dominicanos por crímenes en Panamá


Condenan a 50 años a dominicanos por crímenes en PanamáEFE
Panamá
La Justicia de Panamá condenó ayer a 50 años de prisión a los dominicanos Gilberto Ventura Ceballos y Alcibíades Méndez por el homicidio y secuestro de cinco jóvenes panameños de raíces asiáticas, un caso registrado entre 2010 y 2011 y que conmocionó al país centroamericano.
El Segundo Tribunal de Justicia también condenó a 50 años de cárcel a los panameños Keyla Gisselle Bendibú Salazar y Mario Luis Vega “como cómplices secundarios de homicidio doloso agravado y cómplices primarios de secuestro en perjuicio de tres de los cinco jóvenes a ascendencia asiática”.
Además, fueron sentenciados a 15 años de prisión los panameños Kenny Bendibú Salazar y Roberto Mariscal Rodríguez “como cómplices secundarios del delito de homicidio doloso agravado, y se les absuelve del delito de secuestro”, informó el ”rgano Judicial.
“Se absuelve a Alcibíades Méndez, Keyla Bendibú, Mario Luis Vega, Inés Torres Flores, Delmita Torres Flores e Inés Chavarría Torres del delito de blanqueo de capitales”, indicó el ”rgano Judicial en mensajes a través de su cuenta de Twitter.
Estas personas son familiares de los involucrados directamente en el secuestro y homicidios de los cinco jóvenes y estaban imputados del delito de blanqueo por supuestamente haber lavado el dinero producto del secuestro, de acuerdo con la información disponible. “Se absuelve al señor Félix Manuel Rosario Bruján (panameño) de homicidio doloso y secuestro”, precisó la información judicial, y añadió que “a todas las personas condenadas en este proceso se les inhabilitó por diez años para ejercer funciones públicas, una vez cumplida la pena”.
Los asesinados
Las víctimas de este caso son Yessenia Argelis Loo Kam, de 18 años; Young Jian Wu (27), Sammy Zeng Chen (19), Joel Maurio Liu Wong (19) y Georgina del Carmen Lee Chen (18).
El dominicano Ventura Ceballos fue recapturado el pasado 22 de septiembre en Costa Rica, luego de que se fugara en diciembre de 2016 de una cárcel en Panamá.