amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

15 jun. 2018

En Gaza rezan cerca de Israel en señalado feriado que pone fin al Ramadán


En Gaza rezan cerca de Israel en señalado feriado  que pone fin al RamadánAP
Franja de Gaza
Los fieles en Gaza se arrodillaron el viernes sobre alfombras de oración extendidas sobre la arena, varios de ellos junto a la cerca que separa el territorio de Israel, para sumarse a millones de musulmanes de todo el mundo que celebraban el feriado que pone fin al Ramadán, el mes sagrado de ayuno para los musulmanes.
El Eid al-Fitr, que dura tres días, suele ser un momento de visitas familiares y comidas festivas en el que los niños reciben ropa nueva, cortes de pelo y regalos. En Oriente Medio, las celebraciones se vieron ensombrecidas una vez más por largos conflictos en lugares como Siria, Afganistán y Yemen.
En la Franja de Gaza, algunos fieles hicieron las oraciones tradicionales de la mañana en zonas a unos cientos de metros (yardas) de la vigilada cerca que los separa de Israel.
Con las plegarias del viernes continuaron las protestas iniciadas hace semanas contra el bloqueo de Gaza, impuesto por Israel y Egipto cuando el grupo armado Hamas tomó el control del territorio. Desde finales de marzo, el fuego israelí ha dejado más de 120 manifestantes muertos y más de 3.800 heridos en la zona de la línea divisoria.
Ismail Haniyeh, líder de Hamas, se sumó a la gente que oraba en una zona al este de Ciudad de Gaza. Algunos activistas se acercaron después a la cerca y prendieron fuego a neumáticos.
Los organizadores de las protestas dijeron tener previsto liberar muchas cometas y globos con telas en llamas a lo largo del día, con la esperanza de que cayeran en Israel y causaran daños.
Las protestas fueron organizadas por Hamas, aunque la asistencia se vio impulsada por la creciente desesperación en el territorio por las penurias asociadas al bloqueo. El desempleo se acerca al 50% y apenas hay electricidad unas horas al día.
Hamas ha presentado las protestas como la “Gran Marcha del Retorno”, sugiriendo que podrían allanar el camino de algún modo para el regreso de refugiados palestinos y sus descendientes, que suponen en torno a dos tercios de la población de Gaza, a sus casas ancestrales en lo que ahora es Israel.
Cientos de miles de palestinos fueron expulsados o huyeron en la guerra de Oriente Medio tras la creación de Israel en 1948.
Pese a una resolución de Naciones Unidas que critica a Israel por su uso de la violencia en las protestas, el país dice que solo está defendiendo su territorio y a sus civiles. Israel ha acusado a Hamas de intentar utilizar las protestas como tapadera para dañar la cerca e intentar ataques transfronterizos.
La situación de los palestinos también estuvo presente en Irán.
En su mensaje a la población, el ayatolá Ali Jamenei, líder supremo del país, el elogió a los ciudadanos por acudir el pasado viernes a marchas masivas en apoyo de los palestinos por el al-Quds, o Día de Jerusalén. Ese día fue instaurado por Irán en 1979 para expresar apoyo a los palestinos en contra de Israel.
“Este año, y pese al calor, la gente participó en marchas del día de Quds más importantes que en años anteriores”, dijo Jamenei.
En un mensaje por el Eid al-Fitr, el presidente Hassan Ruhani añadió: “Creo que la tierra de Palestina será devuelta a los propietarios de la tierra con la ayuda de Dios
Irán e Israel son enemigos acérrimos.
En Siria, el presidente, Bashar Assad, asistió a las plegarias en la localidad de Tartour, en una región que permaneció leal al gobierno durante los siete años de guerra civil. Assad controla ahora las ciudades más grandes del país y la zona de la costa.
En Afganistán, el presidente, Mohammad Ashraf Ghani, celebró el inicio de un cese el fuego de tres días con los talibanes y pidió una tregua más larga, instando al Talibán a sentarse a la mesa de negociaciones en lugar de volver al campo de batalla.
El Talibán aceptó el receso en los combates planteado por el gobierno, aunque su líder, Haibaitullah Akhunzada, reiteró su demanda de conversaciones con Estados Unidos antes de sentarse con el gobierno afgano.