amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

10 may. 2018

Un viaje a las profundidades de los manantiales dominicanos


©DRSS

Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo
listindiario
Los chicos de la Sociedad Dominicana de Espeleología (DRSS) vuelven a mostrar al público parte de los que ‘esconden’ las entrañas acuáticas de las cuevas sumergidas dominicanas.
Lo hacen en el Museo Nacional de Historia Natural con la exposición fotográfica “Ojos de agua, un viaje a las profundidades de los manantiales dominicanos”.
La muestra logra transmitir esa sobrecogedora sensación de estar en un lugar al que solo han llegado unas pocas personas, haciendo a los observadores partícipes de colores y formaciones que tal vez nunca contemplarán persona y a los que muchas veces solo acceden quienes se dedican al espeleobuceo.

“Las imágenes dejan al descubierto el interesante y especial mundo del buceo en cuevas en el país, un deporte que requiere mucha experiencia, dominio y una buena preparación entre sus practicantes”, dice Mairobi Herrera, miembro y relacionista público del grupo.


La DRSS es una organización sin fines de lucro conformada por buzos experimentado que se dedican a la búsqueda y exploración de manantiales en el país. ©DRSS

Y no se trata solo de expediciones realizadas por placer.
“Desde el año 2010 la DRSS se ha mantenido activa, buceando en diversas regiones del país y colaborando en estudios científicos internacionales”, explica Herrera.
La comunicadora social agrega que en muchas comunidades del país el agua de los manantiales es utilizada de manera significativa, “por lo que las fotografías tomadas por la DRSS tienen la intención de concientizar a las personas sobre la importancia de mantener libre de contaminación este tipo de medioambiente”.

Es la segunda muestra del grupo (expusieron por primera vez en mayo de 2011) y la primera en el Museo Nacional de Historia Natural. En esta ocasión presentan manantiales de Santo Domingo, Bayahíbe, Pedernales, Puerto Plata y Bávaro. 
Así trabajan
Herrera comenta que en el ámbito nacional, en estos últimos tres años el grupo se ha dedicado a buscar nuevos manantiales y a explorar otros ya conocidos y de gran extensión. Le han dado prioridad a la región Norte y allí a Sonador (Puerto Plata), una de las cuevas más profundas del país, con 101 metros de profundidad de forma vertical.

Las cuevas sumergidas son en todo el mundo lugares de alto interés histórico y ecoturísticos, dice Mairobi Herrera. ©DRSS
“Allí se han realizado alrededor de 20 exploraciones, ya que la logística para bucear en la cueva es muy complicada, por la dificultad para entrar al terreno, la poca visibilidad de las aguas del manantial y los equipos especiales que debe llevar el grupo. Nuestra insistencia en explorar esta cueva es porque tiene posibilidad de ser más profunda”, dice Herrera.
Otros lugares en la costa norte incluyen cuevas en Yásica Arriba, en el manantial del Agua Fría en Sabaneta y varias cuevas en Cabarete, especialmente las del  Monumento Natural Lagunas Cabarete y Goleta (todos en Puerto Plata); y también han realizado exploraciones en Cabrera, en la Cordillera Central y en Samaná, específicamente en Las Terrenas.
“Últimamente se han hecho exploraciones en el Sur, específicamente en la provincia Pedernales, donde encontramos una cueva de gran magnitud que tiene dos entradas. Es conocida como ‘Dos ojos’. Esta cueva aún sigue siendo explorada por el grupo”.
Y también han seguido con nuevas exploraciones en el Este, la región donde, aseguran, han localizado la mayor cantidad de manantiales en el país.

Ángel Comprés, Cristian Pittaro, Mairobi Herrera, Celeste Mir y Phillip Lehman. ©Cortesía DRSS

Aportes científicos
Para el mes de junio, la DRSS está organizando una expedición especial a la cueva El Toro, ubicada en Boca de Yuma, La Altagracia.
“En este proyecto colaboraremos con Jenn Macalady, una científica que está estudiando una bacteria en el agua que descubrimos allá. Ella está dándole seguimiento a la bacteria y ha conseguido fondos para recolectar más muestras en el entorno”.
En el ámbito internacional, la DRSS participa desde 2013 en el proyecto Madagascar Karst Exploration, de National Geographic, National Science Foundation y el Gobierno de Madagascar, con los científicos Alfred Rosenberger (de la Universidad de Miami) y Laurie Godfrey (de la Universidad de Massachusetts).
“Gracias a las exploraciones realizadas en el lugar en búsqueda de manantiales, hemos encontrado el cementerio de huesos más grande de África Oriental. La DRSS ha visitado Madagascar en cinco ocasiones, y en agosto próximo vuelven las exploraciones”.
Las investigaciones han llegado hasta México. En este país ha explorado más de 150 kilómetros de túneles de cenotes en los últimos años en colaboración con Quiet Diver Team, uno de los grupos de buzos más activos en México.

“Durante las exploraciones también hemos encontrado restos fósiles, los cuales han sido referidos al arqueólogo mexicano y famoso explorador de cenotes Guillermo de Anda,  investigador de la Universidad Yucatán y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)”.

Del montaje de la exposición se encargó Yurkidia Díaz, museógrafa del Museo del Historia Natural. © Cortesía DRSS

APOYO PARA SUS PROYECTOS
La Dominican Republic Speleological Society (DRSS) se definen como una organización sin fines de lucro conformada por buzos experimentado que se dedican a la búsqueda y exploración de manantiales en el país. Cuenta con un registro de 133 cuevas sumergidas ubicadas en diversos puntos del país y documentadas con su posición GPS, en fotografías y videos.

“Parte de la labor del grupo es también promover la seguridad y conservación de las cuevas inundadas, y diseñar mapas de toda su extensión, con el objetivo de brindar información a organismos gubernamentales o a personas expertas interesadas en el buceo en cuevas”.
Miembro representante del país en la Federación Espeleológica de América Latina y el Caribe (FEALC), la DRSS mantiene abierto el contacto con instituciones nacionales que quisieran apoyar sus proyectos locales.


La DRSS lleva un registro de 133 cuevas sumergidas ubicadas en diversos puntos del país y documentadas con su posición GPS, en fotografías y videos. ©DRSS

“Hemos encontrado una mano amiga en el Museo de Historia Natural, donde en noviembre pasado realizamos una conferencia sobre la importancia de los manantiales en República Dominicana. En las redes nos mantenemos activos, publicando constantemente fotos y vídeos de nuestras exploraciones y fomentando la conservación de los manantiales dominicanos”, expresa Herrera.

LA EXPERIENCIA DE CRISTIAN PITTARO
¿Qué es lo que más te ha llamado la atención en las cuevas?
La bacteria de la cueva El Toro, los fósiles de cocodrilos que encontramos en una cueva de Bávaro y los fósiles de tortuga y perezosos.
¿Has sentido miedo alguna vez?
No. No he sentido miedo, aunque he vivido algunas situaciones de riesgo, pero nada grave.
¿Alguna experiencia inolvidable?
Una buena experiencia fue el viaje que realicé a Madagascar, África, junto al grupo hace dos años. Madagascar es un país muy diferente a los otros que he conocido.
Tags