amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

4 may. 2018

Ministra admite fallas en el sistema sanitario


Ministra admite fallas en el sistema sanitarioBenny Rodríguez
Barahona
listindiario
La ministra de Salud Pública, doctora Altagracia Guzmán Marcelino, admitió ayer en esta ciudad, que existen fallas en el sistema sanitario dominicano, pero las atribuyó a debilidades estructurales que tienen más de 30 años.
Guzmán Marcelino reaccionó ante las críticas que se han hecho a ese ministerio y al Servicio Nacional de Salud (SNS), luego de que fallecieran ocho recién nacidos en el hosptial regional universitario Jaime Mota.
Ayer la funcionaria visitó ese centro de salud en compañía de Chanel Rosa Chupany, director del SNS; el gobernador provincial, Pedro Peña Rubio: el director provincial de Salud, doctor Manuel González, y otras autoridades del sector sanitario de esta provincia.
Entre las debilidades estructurales Guzmán Marcelino citó el manejo de los recursos, la formación de los recursos humanos, humanización de los servicios en salud ofrecidos a la población que, admite, son falencias existentes en el sistema sanitario dominicano.
Afirmó que la situación ocurrida en el hospital Jaime Mota, pese a que murieron algunas personas, obligó a cambiar la forma de los reportes, que se hacían cada semana, por lo que en lo adelante se hacen cada día.
Recordó que el 80% de las muertes maternas son evitables y que la neonatal está ligada porque los casos de prematuridad, a excepción de algunos casos, como el bajo peso, están ligados al transcurso de los embarazos.
Dijo que los expediente de los niños fallecidos que serán revisados uno por uno por un equipo técnico, determinará si pudieron evitarse y a quién o quienes se atribuyen las muertes, si a la administración del centro, a los médicos tratantes o al director.
Reveló que tienen el caso en donde intervinieron seis centros de salud y que se buscará a un especialista fuera del Ministerio para la discusión de ese caso, por lo que se establecen, desde allí, responsabilidades.
“Ya el Ministerio tiene un instrumento que es una resolución reciente de consecuencia.
Si nosotros vemos en esa discusión que la falla constante es del jefe de ese hospital; que es del jefe del cuerpo médico; que es del jefe del servicio o que de nosotros los médicos, se aplicará de acuerdo a la gravedad que corresponda de acuerdo a cada caso”, expresó.
Dijo que las sanciones son grado 1, que consiste en una amonestación, grado 2, una suspensión por tres meses y la número tres será cancelarlo.
Guzmán Marcelino manifestó que el sistema de salud no solo está compuesto por el servicio de salud, sino que convergen todas las instituciones del Estado, incluidos los ciudadanos, y reiteró su rechazo a que el sistema sanitario haya colapsado.
Temporalmente
Mientras que Rosa Chupany sostuvo que a partir de las observaciones e informaciones levantadas por un equipo de técnicos del ministerio, Oficina Panamericana de la Salud (OPS) y el SNS, se anunció la intervención del hospital que implica contratación de nuevo personal, principalmente de las áreas de pediatría y perinatología.
Rosa Chupany, manifestó que de manera transitoria el hospital Jaime Sánchez, del antiguo Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), el cual pasó a formar parte de la Red Única de Servicios Públicos de Salud será convertido en un centro materno infantil y neonatal.
Además, que muchos de los casos que llegan al Jaime Mota no tienen por qué llegar a ese centro cuando los municipales y provinciales tienen la capacidad para atenderlos y solo llegar a esta aquellos en los que no tienen capacidad resolutiva, una situación que reveló se da en todo el país.
EL 50 POR CIENTO DE LAS DEFUNCIONES 
La ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino habló durante una rueda de prensa en el hospital Jaime Mota, en compañía de varios funcionarios. La visita al centro asistencial se produce luego del escándalo provocado por la muerte de ocho recién nacidos.
 Al término del encuentro, Rosa Chupany fue abordado por Listín Diario y reveló que de los ochos recién nacidos fallecidos, la mitad, es decir, el 50 por ciento de las defunciones de los neonatales era de nacionalidad u origen haitiano.
Médicos han sostenido que las parturientas haitianas llegan regularmente sin ningún tipo de seguimiento en el embarazo, lo que es causa frecuente de altos riesgos.