amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

13 abr. 2018

¡Uffff! El tráfico marítimo se acerca al polo norte por el deshielo ártico


El tráfico marítimo se acerca al polo norte por el deshielo árticoEuropa Press
Madrid
El retroceso del hielo marino en el Ártico se está traduciendo en una creciente actividad marítima comercial en sus aguas, cuyas rutas se mueven cada vez más al norte.
Según un nuevo mapa de tráfico marítimo, el centro de la actividad de transporte se movió 300 kilómetros al norte y al este, más cerca del Polo Norte, durante un lapso de 7 años.
El muestra visitas únicas a las aguas árticas entre el 1 de septiembre de 2009 y el 31 de diciembre de 2016. El mapa fue creado a través de una colaboración dirigida por Paul Arthur Berkman, director del centro de diplomacia científica de la Universidad de Tufts, y Greg Fiske, un experto geoespacial analista en el Centro de Investigación Woods Hole. El equipo mapeó y analizó más de 120 millones de puntos de datos compilados por SpaceQuest, una compañía que diseña microsatélites que pueden monitorear las señales del Sistema de Identificación Automático (AIS) de los barcos.
Los científicos sorprendieron particularmente al encontrar barcos más pequeños, como barcos de pesca, que se adentraban más en las aguas del Ártico. El equipo también comparó las rutas de barco reflejadas por el sistema AIS con los datos de evolución del hielo marino y descubrió que los barcos se encuentran con hielo con más frecuencia y lo hacen cada año más al norte.
Rusia, China, Canadá, Estados Unidos e Islandia encabezan una flotilla de naciones que se preparan para una mayor actividad naviera en el Ártico. El Paso del Noroeste a través de Canadá y la Ruta del Mar del Norte, o el Paso Noreste, al norte de Rusia y Siberia son valiosos porque podrían acortar significativamente los tiempos de tránsito de los barcos entre Asia, Europa y América del Norte.
Pero los científicos y defensores del medio ambiente tienen serias preocupaciones sobre la contaminación, los derrames de petróleo y las perturbaciones de la vida marina, entre otros posibles impactos. Luego está el peligro para las vidas de los marineros que navegan aguas heladas con mapas de navegación deficientes.
Aunque el agua ártica libre de gielo sea una bendición para el comercio, sigue siendo una mala noticia para el medio ambiente ártico tal como lo conocemos. "La capa de hielo del Ártico sigue disminuyendo, y esto está relacionado con el calentamiento actual del Ártico", dijo Claire Parkinson, científica del clima en el Goddard Space Flight Center de la NASA.
"Es una calle de dos vías: el calentamiento significa que se va a formar menos hielo y se derretirá más hielo. Pero también, debido a que hay menos hielo, menos radiación solar se refleja en la Tierra, y esto contribuye al calentamiento ".