amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

20 abr. 2018

Evacuación masiva en Berlín para desactivar una bomba de la Segunda Guerra Mundial


Evacuación masiva en Berlín para desactivar una bomba de la Segunda Guerra MundialAFP
Berlín, Alemania
Las fuerzas de seguridad berlinesas desactivaron con éxito este viernes una bomba británica de 500 kg lanzada durante la Segunda Guerra Mundial, tras haber evacuado una parte del centro de la capital alemana.
"¡Buen trabajo! La bomba ha sido desactivada. Todo el mundo puede volver al edificio", tuiteó la policía a media tarde, antes de publicar en las redes sociales una foto de la bomba, todavía humeante, extraída del suelo y colocada en un palé de madera.
"La bomba, de 500 kg, que no explotó en su momento, mide alrededor de 110x45 cm, así que es un objeto bastante imponente que, potencialmente, podría causar muchos destrozos en la ciudad. Por ello, somos muy prudentes, con profesionales altamente cualificados", explicó un portavoz de la policía berlinesa, Winfrid Wenzel.
El artefacto, encontrado por trabajadores en una obra en el corazón de la capital alemana, fue calificado de "seguro" por la policía. Los artificieros solo tuvieron que hacer estallar el detonador y no la propia bomba.
No obstante, por precaución, las autoridades tuvieron que evacuar por la mañana "todos los edificios en un perímetro de 800 metros" alrededor del lugar del hallazgo.
Según la policía local, la evacuación implicó a unas 10.000 personas.
"La policía pasó esta mañana a las 09H00 por casa para decirnos que saliéramos del edificio", explicó Esen Coskon, una mujer de unos 50 años, instalada en una de las dos escuelas que las autoridades habilitaron para acoger hasta un millar de personas.
Pero, en el local, solo había una decena de personas el viernes por la mañana. Muchos de los empleados del barrio se quedaron en sus casas, como los del ministerio de Economía, cuya sede está situada dentro del perímetro de seguridad.
"Unas 1.000 personas del ministerio estaban afectadas. Algunas pudieron trabajar en otros edificios, otras, desde sus casas y otras pidieron el día libre", declaró una portavoz del ministerio de Economía, Annika Einhorn.
También tuvo que ser desalojado un hospital militar, el gigantesco complejo en obras de los servicios de inteligencia (BND), el museo de arte contemporáneo Hamburger Bahnhof y el de medicina.
Hubo fuertes perturbaciones en los transportes por el cierre de la principal estación de tren de la ciudad, utilizada a diario por 300.000 viajeros a diario y situada dentro del perímetro de evacuación.
La estación fue reabierta poco después de la operación.