amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

29 mar. 2018

Tres líderes políticos envían mensajes de paz y esperanza


Tres líderes políticos envían mensajes de paz y esperanzaSanto Domingo
Los expresidentes Leonel Fernández, presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), e Hipólito Mejía, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), así como el excandidato presidencial Luis , enviaron ayer mensajes al pueblo dominicano con motivo de la Semana Santa.
Fernández aprovechó para enviar un mensaje de paz, armonía y de concordia al pueblo dominicano, “como lo enseñó nuestro Señor Jesucristo”.
El exmandatario accedió a una petición de la estación radial Z-101, en el que resaltó, además, el sacrificio de Jesús en la cruz, al momento de expresar sus deseos de que prevalezca la convivencia y el respeto al prójimo.
“En esta celebración de la Semana Mayor envío un mensaje de paz, armonía y de concordia, como lo enseñó nuestro Señor Jesucristo, que murió en la cruz para salvar a la humanidad de sus actos pecaminosos y su falta de fe, en un mundo de amor a Dios y de respeto al prójimo”, se escuchó decir al ex mandatario, quien inició su participación saludando a los oyentes de la radio estación.
Cerró su mensaje de aproximadamente un minuto esperanzado de que en este tiempo prevalecerá “la convivencia y el espíritu de confraternidad entre todos los dominicanos”.
Renovar fe y esperanza
El expresidente Mejía exhortó a la familia dominicana aprovechar la Semana Santa para renovar la fe y la esperanza en el porvenir y reencontrarnos con los valores cristianos. “La Semana Santa es tiempo de reflexión”, dijo.
En un mensaje enviado a la nación, el exmandatario afirma que “la pasión, muerte y resurrección de Cristo constituye un mensaje de amor, perdón, sacrificio y solidaridad, para la redención de la humanidad”.
Resalta que esta semana es tiempo para renovar la fe y la esperanza en el porvenir.
Valores cristianos
Mientras que Abinader, economista y dirigente político invitó a la población dominicana a utilizar el asueto para compartir en familia y rescatar los valores de amor, perdón y solidaridad que inspiraron el sacrificio de Jesucristo.
Dijo que el amor al prójimo, basado en actitudes tan sencillas como el respeto y la tolerancia, sigue siendo uno de los legados más trascendentes que dejó el hijo de Dios a través de su prédica y ejemplo de vida.