amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

27 mar. 2018

Muerte de haitiano por difteria prende alarmas


Muerte de haitiano por difteria prende alarmasDoris Pantaleón
Santo Domingo
El Ministerio de Salud emitió alerta epidemiológica por difteria ante la muerte de un niño haitiano de cuatro años y dispuso el reforzamiento de la vigilancia en puertos, aeropuertos, pasos fronterizos, así como medidas de control en empresas del sector turístico para evitar la entrada al país de casos de la enfermedad, que actualmente registra brotes en Haití y Venezuela, entre otros países.
También llamó a la población a revisar la tarjeta de vacunación, sobre todo de los niños, para confirmar que tengan completos sus esquemas de inmunización de tres dosis y dos refuerzos, y de lo contrario acudir a los puestos fijos de inmunización; acudir al médico ante fiebre y otros síntomas, e instó a los médicos a mantenerse atentos a los signos de tos, dolor de garganta y malestar general a fin de diagnosticar a tiempo cualquier caso que se presente para evitar muertes.
Los detalles de la alerta fueron ofrecidos ayer durante una rueda de prensa encabezada por el viceministro de Salud Colectiva, Héctor Quezada; el director de Gestión de Salud de la Población, José Manuel Puello, y el director del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Zacarías Garib.
Llamaron a la población a no alarmarse y recordaron que el caso sospechoso de difteria diagnosticado por cuadro clínico es importado, y que hasta el momento no se han detecta- do más casos, pese a que se mantiene una búsqueda activa.
Mediante la alerta epidemiológica, el Ministerio de Salud dispuso la vacunación del personal de salud que labora en los centros asistenciales y al Servicio Nacional de Salud el suministro de antitoxina para el manejo de casos que presenten manifestaciones clínicas, aunque no estén confirmados con la enfermedad, como forma preventiva; reforzar la coordinación de los mecanismos de referimientos y proporcionar se guimiento estricto de los casos que se atiendan en la red pública a través de los servicios regionales.
Al personal que labora en los puntos de entradas como puertos, aeropuertos y pasos fronterizos terrestres y empresas públicas y privadas del sector turístico, las instrucciones del Ministerio son las de exigir a todo su personal una copia de la tarjeta de vacunación que evidencie su inmunización contra el DT (difteria y tétanos) para que se mantenga en el expediente laboral, incluyendo al personal de transporte terrestre, viajeros internacionales y empleomanía.
Además, la notificación inmediata de todo viajero o empleado que presente los síntomas compatibles con la enfermedad.
Aunque en la zona fronteriza no se han instalado consultorios para detectar personas que entren con síntomas sospechosos de la enfermedad, sí se está orientando para que toda persona que entre al país o que salga hacia Haití se vacune previamente.
No hay brote
Recordaron que en el país no hay brote de difteria, ni se han identificado casos autóctonos de la enfermedad, por lo que la población no debe sentir pánico al respecto, ya que las medidas que se están tomando son de prevención.
Señalaron que el brote de difteria que afecta a Haití inició en el 2014 y que desde entonces República Dominicana se mantiene en vigilancia.
Resultados
Dijeron que el diagnóstico del niño haitiano quien presentó síntomas poco después de llegar de Haití el pasado miércoles y falleció el domingo en el hospital Vinicio Calventi, de Los Alcarrizos, se hizo por las manifestaciones clínicas, pero que los resultados de las pruebas de laboratorio que permitirán su confirmación se espera que estén listos en las próximas 72 horas.
Aseguraron que hasta la fecha no se han notificado nuevos casos en el país y que se mantiene la inmunización y la búsqueda activa sobre todo en el barrio El Chucho, de Los Alcarrizos donde el niño estuvo junto a su madre.
PELIGRO TRANSMISIÓN DE LA ENFERMEDAD    
La difteria es una enfermedad aguda producida por una bacteria y se transmite de persona a persona, a través del contacto íntimo con secreciones de las lesiones de la nariz, boca, ojos y la piel del afectado. Tiene un período de incubación de dos a cinco días, con un rango desde uno a 10 días. Se manifiesta con fiebre con lesiones con placas blanquecina en las vías respiratorias superiores, acompañado de dolor de garganta y dificultad para tragar. Es una enfermedad que se asocia mayormente a la pobreza y el hacinamiento, aunque no se descarta que pueda presentarse algún caso en niveles sociales más elevados. Para que haya contagio debe haber un contacto directo con la saliva o secreciones del afectado.