amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

21 mar. 2018

Los Rosario llevan estatuillas del Soberano al tronco de la familia, su padre


Redacción de Entretenimiento
Santo Domingo
Los Premios Soberano reunieron a Toño, Rafa y los demás hermanos Rosario en un día de regocijo familiar por las dos estatuillas logradas en la entrega número 24 de la premiación.
“Aquí estoy en casa de mi papá celebrando”, expresó Toño refiriéndose a su padre, don Ramón, a quien denominó “el mandatario, mirenlo ahí, mi papá” y a quien se le vio en imágenes sosteniendo las dos estatuillas recibidas por sus hijos durante la gala la noche del martes en el Teatro Nacional.
En la residencia también estaban Rossy, Tony, Luis y Rafa Rosario, quien también compartió imágenes en sus redes sociales.
En don Ramón está el tronco de esta familia musical. Y él sus hijos lo adoran y por eso le llevaron como ofrenda los dos trofeos recibidos tras la selección realizada por la Asociación de Cronistas de Arte.
Toño ganó como orquesta merenguera del año 2017 y Rafa con sus hermanos obtuvo el merengue del año por el tema “Quiero que me des un like”.
Al recibir su estatuilla Rafa resaltó la coincidencia de que ambos hermanos ganaran cuando se cumplen cuatro décadas desde que salieron de Higüey en busca de un sueño artístico que lograron.
Ellos provienen de una familia muy humilde, de 14 hermanos. Los menores: Rafa, Toño, Luis, Toni, Pepe (fallecido), Aurita y Papito (uno de sus sobrinos) desde pequeño hicieron saber a sus familiares que querían ser merengueros. 
Siendo muy niños, con los instrumentos que la vida les permitía tener, (casco de botella, tambora y güira fabricada por ellos mismos) recorrían las calles del pueblo de Higüey, iniciando sus primeros pasos en la música. 
Pepe, dicen que el de mayor talento tanto en la música como en la pintura, se acercó a la Basílica de la Virgen de La Altagracia para aprender  a tocar piano con las monjas. Allí obtiene sus primeros conocimientos.
Al ver el progreso de sus hijos en la música, su padre, Ramón Rosario, decidió apoyar a sus muchachos y vende una propiedad que tenía, para comprar instrumentos, un bajo, piano, güira, tambora y un equipo de sonido. 
El 1 de mayo del 1978 debutaron por primera vez Los Hermanos Rosario, en una fiesta que tocaron para el Ayuntamiento del Higüey. 
Fue el inicio de lo que hoy son una institución merenguera. Tras este debut, los jóvenes consiguieron un contrato para el hotel Romana, allí vivieron un tiempo hasta que su amigo Homero González los convenció para venir a la Capital.
En Santo Domingo contaron con el apoyo de gente como Rolando Padrón y Guillermo Henríquez, quienes los llevaron a la televisión, y lograron dar a conocer sus primeros éxitos musicales. 
Pepe era el mentor del grupo. Con su muerte hace 35 años (19 de marzo de 1983) los muchachos sufren un golpe muy grande. El respaldo del público fue vital para que a la cabeza de Rafa, la agrupación continuara el camino del éxito. 
La separación de su hermano Toño, tampoco obstaculizó que Los Hermanos Rosario continuaran triunfando, al igual que “El Kukito”. 
Cada grupo siguió caminos diferentes hasta el sol de hoy, pero con el merengue como norte y renovando esa hermandad de sangre que será para toda la vida.