amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

30 mar. 2018

Las Siete Palabras de LD para Semana Santa


Las Siete Palabras de LD para Semana SantaSanto Domingo
Según las Sagradas Escrituras, durante el tiempo agonizante de Jesús en la cruz, Éste pronunció siete frases que hoy conocemos como el ‘Semón de las Siete Palabras’. Guardando la distancia, LISTÍN DIARIO ha querido hacer suyo este tiempo de reflexión y, lo hace diseñando sus propias Siete Palabras para llevar un mensaje de regocijo a sus lectores adaptado a la realidad que hoy se vive. Atendiendo a la idiosincrasia de las secciones que conforman este periódico, cada editor asumió un término para, desde su punto de vista llevar alentar a la población en esta Semana Mayor. 
Primera Palabra: Actualidad
No importa cuán grande sea la transformación de los tiempos o qué difícil se torne el panorama siempre habrá una actualidad que cobra vida con los hechos que ocurren en el día a día y, que sin importar lo triste o alegre que sean la vida sigue su curso. Hoy, en este tiempo de reflexión desde La República, LISTÍN DIARIO te invita a que no te dejes agobiar por las informaciones desagradables, a que busques el lado positivo de las cosas, pero sobre todo, te exhorta a que te aferres a la buena y mejor noticia que puedas recibir: que el Todopoderoso siempre estará para ti y que en esta Semana Santa puedes descubir su amor infinito. No hay política, tema social, deterioro en los servicios públicos u otros problemas de los que afectan al país que tenga el suficiente poder para evitar que vivas intensamente una actualidad que no te crusifica si te apegas a Jesús.  
Segunda palabra: La competición
Desde el punto de vista de la compitición, que siempre ha existido, a través de la sección El Deporte se quiere destacar que toda la vida será sano competir cada vez que lo que se ponga en juego sean las habilidades, destrezas y por supuesto, las capacidades que se tenga en cualquier disciplina, nunca las virtudes o defectos que se posea como persona. El deporte es un excelente escenario para que los seres humanos podamos comprobar los dones de la competición. Porque Competir significa un esfuerzo supremo, una preparación previa, plena y diversa en todos los ángulos.
Prepararse para ello significa no solo en lo físico. También debemos estar prestos en lo espiritual, porque una mente débil no tendrá las condiciones para ser un buen Competidor. Lo que se aplica al deporte vale también para la vida. Prepararse y competir limpiamente, sin menoscabo y sin mala fe para el contrario. Por ello, el Competidor debe siempre tener fortaleza física y también limpieza de alma.
Solo así podrá recibir de buenas ganas el calificativo de Buen Competidor.
Tercera Palabra: La vida
Vivir en toda su magnitud las maravillas que nos da el Señor es lo que le da sentido a la vida. Y, precisamente desde la sección que lleva ese nombre, LISTÍN DIARIO te invita a disfrutar de cada momento, de cada instante..., pero de una forma saludable, educada, con arte, con sabor y cuidando que tus pasos sean firmes para que camines por senderos diseñados a la altura de tus propósitos. La Vida no se desvanece cada vez que la sigas con la plena convicción de que profesa con la religión de hacer el bien sin mirar a quién. Esta Semana Santa es un buen pretexto para ponerte a tono con el que siempre estará de moda: Jesús.
Cuarta palabra: La alegría
Partiendo de este término, desde el punto de vista de la sección Entretenimiento, este medio quiere resaltar cuán importante es vivir en alegría e ir en su búsqueda día a día venciendo los obstáculos que se interponen para que el ser humano disfrute del espectáculo más hermoso que le ha regalado Jesús: la vida. 
Este regalo viene acompañado de sorpresas y maravillosas emociones que se expresan a través de diferentes manifestaciones, entre ellas la danza, la música, el teatro y el cine, que son las bellas artes que Dios ha puesto al descubierto para canalizar alegrías y vivencias del ser humano. Esa alegría natural del ser humano debe perdurar como el canto nuevo que nos trae el Señor. En cualquier escenario, cada quien debe ser garante de ejecutar una perfecta sinfonía y para eso se debe estar en armonía con Dios. La razón es simple y compleja a la vez: “El Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos” (Sofonías 3:17). Y Filipenses 4:4 remata: “Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!”.
Quinta Palabra: La Moderación
La Semana Mayor es una celebración que manda a reflexionar sobre la base de la moderación. Reflexionar sobre la importancia de la organización de las finanzas es un buen tema para que los dominicanos aprendan a “guardar pan para mayo y harina para abril...”. Este medio a través de su sección El Dinero te aconseja a tener moderación en el consumo y a controlar los excesos. En épocas de “bonanzas” hay que pensar en el día malo porque ese siempre está al acecho, sobre todo en un mundo donde los excesos abundan, especialmente aquel relacionado con la codicia, uno de los pecados capitales de la Ley de Dios. Es hora de que nuestros líderes empresariales y los políticos se sienten a reflexionar sobre el bienestar general, como manda la Constitución de la República. Bienestar en el país y bienestar laboral para quienes han dado el todo por el todo y mantienen el compromiso de seguir en un espacio donde afloran carencias y maldades que deben ser vigiladas y corregidas para mantener en alto la reputación y la promoción de lo justo, que es lo que encanta al Señor.
Sexta Palabra: La celebración
A través de Las Sociales, LISTÍN DIARIO quiere acompañar a la sociedad a vivir la celebración de un renacer a la esencia del ser humano en un mundo cada vez más convulso y alejado de los valores familiares. La Semana Santa es un momento perfecto para organizar un “gran evento” en el que todos los seres humanos se unan en armonía en un abrazo fraternal y, que en franca camaradería disfruten de un ambiente conceptualizado para brindar por la paz, el amor y la unión familiar. Es tiempo de que cada uno se convierta en protagonista de su propia historia y empiece a vivir a plenitud cada día basado en las enseñanzas que dejó Jesús, para gloria de su nombre y para la paz del mundo.
Séptima Palabra: La cultura
La cultura no es un ‘show’. Es un ramillete de hojas de framboyán salpicado con el aroma del rocío. La única fama que pretenden quienes se acercan a ella es el arte de mirar. No produce dinero, sino horizontes que florecen como significados y proyecciones del ser como ente social. La cultura es el eslabón encontrado entre los recovecos de la tierra y las huellas del tiempo. Es ese toque de sabiduría que se mueve dentro de nosotros mismos. Un toque sin segundas lecturas. Allí somos realmente como somos. El hombre al apega a la cultura se despoja de su lado oscuro, para abrirse al mundo de la sabiduría. Y se acerca más a Dios.