amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

8 mar. 2018

Machismo en partidos, muro que las mujeres no han podido saltar




La representación de las mujeres en los organismos de decisión es menor al 20% en los partidos mayoritarios
De 26 partidos políticos que tiene el sistema de la República Dominicana, solo uno es presidido por una mujer, el Partido de Acción Liberal (PAL). De esos 26, hay cuatro partidos mayoritarios en cuyos máximos organismos de dirección la representación promedio de la mujer es menor al 20%.
Según un análisis del Observatorio Político Dominicano de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (OPD), el Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) solo tiene un 17% de sus miembros que son mujeres; el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), un 11% de la matrícula de su Comité Político, y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) un 22% en su Comisión Política.
El Partido Revolucionario Moderno (PRM), de 50 miembros que tiene en la Comisión Ejecutiva, solo siete son mujeres, lo que equivale al 14%.
La politóloga Geovanny Pérez Corcino consideró que el machismo enquistado en los partidos políticos, conjugado con las limitaciones económicas de las mujeres, es la principal barrera que ha dificultado el ascenso de las féminas a los espacios de poder. Igualmente, dijo que no hay una voluntad política manifiesta por parte del Estado y las organizaciones políticas de facilitar el ascenso de la mujer, a pesar de su capacidad y dedicación.
“Cualquier gobierno nos va a convencer de que quiere colaborar con la agenda de paridad y equidad de género cuando sea capaz de, dentro de la administración pública, poner en posiciones de importancia a las mujeres. Nos convencerán cuando veamos una mujer gobernadora del Banco Central hablando de política monetaria y macroeconomía, porque en el país hay muchas mujeres preparadas en el área económica”, puntualizó Pérez Corcino.
Señaló que los principales obstáculos para la mujer desarrollarse son la falta de acceso a los recursos financieros, la cultura política machista que hay en el país, la violencia de género y la violencia política.

Geovanny Pérez planteó que la desigualdad económica afecta a las mujeres. Karina Jiménez

El estudio “Desarrollo evolutivo de la situación de la mujer dominicana al año 2018” del OPD sugiere a los partidos políticos dar mayor participación a las féminas.
“En sus estructuras, los partidos políticos no tienen la mejor muestra de una inclusión igualitaria. Esto es una situación compleja, porque los partidos son organizaciones de carácter político que sirven para mediar entre el Estado y la sociedad. Por consiguiente, con partidos políticos que no ostentan una representación equitativa de la mujer, el resultado será semejante en las instituciones del Estado”, concluyó el OPD.
Hace diez años que la situación de desigualdad de la mujer en las estructuras de los partidos políticos había sido advertida en un estudio de la entonces Secretaría de la Mujer denominado “Mujer y Política”. El estudio establece que a pesar de que la membresía en los partidos políticos es más o menos igualitaria entre hombres y mujeres, las cúpulas y los cargos de dirección donde se toman las decisiones estaban controlados casi exclusivamente por hombres.
El análisis del OPD indica que un avance de la mujer en el campo político fue que en las elecciones del 2016 por primera vez dos féminas participaron como candidatas presidenciales: Minou Tavárez Mirabal y Soraya Aquino.
También señala que, desde el 1994, la presencia de mujeres en los gobiernos locales ha ido en aumento al pasar de 93 regidoras en ese año, mientras que en el 1998 hubo 185 mujeres electas, representando un 24.4 % por la aplicación de la cuota femenina. En las elecciones de 2010 fueron favorecidas con el voto 383 mujeres en regidurías, para un porcentaje de un 33.3 %, el más alto alcanzado hasta la fecha. En las de 2016 fueron electas 382 mujeres, para un 32.8 %.
En el caso del Congreso, para el período 2016-2020, apenas 56 de 222 legisladores son mujeres, es decir, representan el 25 % del total de miembros.
Sobresalen en educación
El estudio del observatorio político establece que la mujer dominicana tiene avances en el campo educativo y que los retrocesos de tipo social se perciben en el aumento de la mortalidad materna, los feminicidios y el embarazo adolescente.
“El sexo femenino en el país tuvo mayor representación en las tasas de matriculación para los cuatro niveles educativos: inicial, básico, medio y superior. La diferencia en las tasas de matriculación entre hombres y mujeres para los niveles medio y superior es mayor que en los niveles inicial y básico. Esto quiere decir, que el sexo femenino realiza más estudios que los que efectúa el masculino, no obstante, esto no se refleja en el sector laboral”, indica el documento.
Igualmente, insta a establecer políticas que permitan disminuir la brecha laboral entre hombres y mujeres que persiste en el país.
En sus conclusiones el estudio recomienda reflexionar sobre la vulnerabilidad femenina en cuestiones de derechos.
“Mejorar la salud reproductiva es imprescindible. Se necesitan políticas públicas que pongan un alto a la cantidad de muertes maternas y al creciente número de feminicidios”, dice.
También afirma que es necesario establecer programas de educación sexual “que disminuyan los embarazos en la adolescencia para fomentar la participación de estas jóvenes en el ámbito educativo y laboral”.
“Para que existan las mismas oportunidades en el entorno social y económico entre mujeres y hombres, quedan por superar muchos retos que ocasionará la metamorfosis de una sociedad liderada en exceso por los hombres hacia una equitativa y más próspera. Para esto, es necesario robustecer la independencia de las mujeres mediante la orientación de las políticas públicas a mejorar su participación en la sociedad”, concluye la investigación de Funglode.
 Madres solteras dan para un partido

La politóloga Geovanny Pérez señaló que el hecho de que en el país haya tantas madres solteras es una condición que de alguna manera limita la capacidad de la mujer para desarrollarse en los espacios de participación política y social. Dijo que muchas veces ser madre soltera en la sociedad le genera estigmas a la mujer que tiene esa condición. “Incluso, con las madres solteras se podría hacer un partido en la República Dominicana, si todas se pusieran de acuerdo pueden hacer un partido y así inducir a políticas públicas donde se incluyan medidas focalizadas para facilitar la vida de esas mujeres”, subrayó.