amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

21 feb. 2018

UN MOMENTO Los salmos y la corrupción


Los salmos y la corrupciónMons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio
En esta séptima versión acerca de los salmos y la corrupción, quiero notar que no todos los salmos tocan este tema, como es natural, toda vez que los salmos van recogiendo temas de la vida llevados a la oración.
Este tema de hoy, del salmo 49, es el que les quiero proponer. Es un tema muy hermoso que lo conocemos de la vida humana y lo repetimos muchas veces: la vanidad de las riquezas. En este salmo, hermosamente se recogen frases como esta: “Porqué he de temer los malos tiempos cuando me cercan maliciosos los que me hostigan, los que ponen su confianza en su fortuna y se glorían de sus enorme riqueza; porqué me lleno yo de esa vanagloria que finalmente me termina haciendo mucho daño.” No puede un hombre salvar su propia vida por mucho dinero que tenga. No puede recuperar la salud, terminará dejándolo todo, y eso lo repetimos muchas veces en la vida y en la existencia.
El salmo 49 invita a una reflexión, ahonda sobre esto. De nuevo los invito a buscar el salmo 49, leerlo en su profundidad y recordar otras frases sobre este tema que yo no he podido tocar tales como la vanagloria. Y cuánto sufren las personas porque no tienen esa vanagloria, porque es vana alrededor de las riquezas.
Aprendamos de los salmos y aprendamos de la vida, porque la vida cada día nos enseña esa verdad.
Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.
listindiario