amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

16 dic. 2017

Los soldados de la Armada honran a virgen del Amparo


Santo Domingo
La Armada de República Dominicana realizó ayer la tradicional procesión con la venerada imagen de la Virgen del Amparo, patrona de esa institución.
Los actos iniciaron a las 9:00 de la mañana con la celebración de una lectura litúrgica en el Santuario Nuestra Señora de la Altagracia de la Zona Colonial, orientada a mantener las tradiciones navales y culturales, así como la fe cristiana de cada uno de los hombres y mujeres que conforman ese cuerpo castrense.
Finalizada la lectura, la imagen de la Virgen del Amparo fue trasladada en procesión por las calles aledañas, y llevada hasta el muelle turístico Don Diego, donde fue embarcada en el patrullero “Almirante Didiez Burgos” PA-301 y escoltada por el guardacostas “Canopus” GC-107, ARD, para realizar el recorrido por la ría del Ozama hasta el apostadero naval de Sans Soucí y posteriormente colocada en la parroquia “Nuestra Señora del Amparo” de la Base Naval “27 de Febrero”, ARD.
A la procesión  asistieron el mayor general José Eugenio Matos de la Cruz, Ejército de República Dominicana, viceministro de Defensa para Asuntos Militares; el vicealmirante Félix Alburquerque Comprés, Armada de República Dominicana, viceministro de Defensa para Asuntos Navales y Costeros; el contralmirante Félix Ernesto Cedeño Guerrero, subcomandante general, Armada de República Dominicana.
También el contralmirante Rafael Raymundo Guillén Sarante, inspector general, Armada de República Dominicana, acompañados por el Estado Mayor Coordinador, oficiales superiores, subalternos y alistados de la Armada, así como también los invitados especiales.
A las actividades de la Armada también se suman fieles que adoran a la Virgen del Amparo y siguen cada año esta procesión.
POR QUÉ ES PROTECTORA DE LOS MARINEROS
La leyenda relata que salió de España un Barco rumbo a la Bahía de Pozuelos, con la imagen de Nuestra Señora del Amparo. La navegación no fue del todo buena. Un fuerte temporal obligó a la embarcación a cambiar su rumbo, Un marinero gritó: ¡Capitán! ¿Qué hacemos? Y este respondió: ¡Sin timón y rota las velas! dejemos que el Barco siga a la deriva. Al tercer día del temporal la nave encalló en la Bahía de Pozuelo, allí bajaron el cuadro grande con la imagen del Amparo.
listindiario