amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

16 dic. 2017

Haitianización forzó al estudio del creol en 2017


Adriana Peguero
Santo Domingo
La publicación de un reportaje en la edición digital de LISTÍN DIARIO el 28 de mayo del presente año, sobre la necesidad de los profesionales del área de la salud, del derecho, de la ingeniería, del periodismo, servicio al cliente y otros, de aprender el creol haitiano, trajo una “lluvia” de reacciones a favor y en contra, especialmente a través de las redes sociales.
Mientras unos pocos entienden que es una necesidad para los dominicanos, hablar, escribir y entender la lengua que se habla en Haití, dado al flujo de ciudadanos de ese país que continuamente migra hacia República Dominicana, la mayoría o casi todos están en contra y creen que es ofensivo y una traición a la Patria, que se permita la enseñanza del creol haitiano aquí, por entender que lo que se busca es fusionar ambas naciones.
En las cuentas de Facebook, Instagram y Twitter que maneja LISTÍN DIARIO, la gente se expresó en 225 comentarios, compartió el reportaje 168 veces y reaccionó en 437 ocasiones.
Lo que dijo la gente
Bernabé Grullón expresó a través de Facebook: “¿Porqué debemos aprender un dialecto? ...porque no es un idioma, y además se supone que el flujo migratorio es de allá para acá que entran ilegalmente, entonces ellos son lo que deben aprender español, no nosotros su dialecto. Cada día más creo que es un plan para que los aceptemos ilegalmente y fusionar los dos países”.
Juan Antonio Rosado dijo: “¿Por qué no mejorar la enseñanza de inglés, que sí es una lengua que deben hablar perfectamente nuestros niños? En todos los países del mundo no anglosajón han tomado este idioma como segunda lengua. Creo que quien promueve eso del creole, está perdido en el tiempo y seguro no es dominicano o es un súper estúpido. Caray, bárbaro”.
De la misma forma, Rafael Pérez manifestó: “También debemos aprender un poco de español venezolano, ya saben, por el flujo de venezolanos que tenemos, y no se olviden de impartir cantonés y chino para facilitarle a ellos que cuando estemos en sus negocios, hablarle en sus respetivos idiomas y dialecto, ya que somos nosotros que estamos en su país y nuestro dialecto español es inútil para ellos. No podemos obligarles a ellos a aprenderlo ya que tenemos poca autoestima”.
Marlenny Ortega citó: “Muchos se oponen pero a mi punto de vista sería un avance que un dominicano desde el colegio domine más de un idioma. Haití, siendo un país súper atrasado y el más pobre del mundo, en sus escuelas dan tres idiomas: Francés, inglés, español y además ¡hablan su creol!”.
Juan Luis Castillo indicó: “Ni el corrector de texto Google conoce el creole. Además, aquí los estudiantes no les prestan atención al inglés y francés, mucho menos a un dialecto del país más pobre de occidente”. Jhoanna Rosario dijo: “Vergüenza debería dar el solo hecho de proponer esa idea. Los padres de la Patria lucharon por hacernos libres e independientes y ahora vienen con esta estupidez de querer meternos este dialecto por los ojos. Por qué mejor no se ponen a sacar a haitianos inmigrantes. ¿Es que van a unir  alos dos países ahora?
Cirilo Guzmán Rodríguez señaló: “No comprendo nada de ese interés marcado en la enseñanza del dialecto creole, por qué y para qué, si toda la diáspora haitiana habla francés, creo que ese interés tiene otros fines, y buenos no son”. Dijo Angélica Ferrari: “El ser humano es un ser social y por naturaleza aprender no pesa. Ya que ellos penetran de forma masiva y en este país no hay control en eso y conocer su dialecto te puede ayudar a defenderte de ellos. Muchos de los haitianos son maliciosos, pero lamentablemente las autoridades se están haciendo los chivos locos con el tema”.

El pan nuestro. Los haitianos cruzan cada día la frontera, compran y regresan a su país sin ningún impedimento.
Chepote Javier indicó: “Siempre el inmigrante es que debe de esforzarse en aprender el idioma del país que lo acoge, allá es diferente a los haitianos nada más les falta que elijan al Presidente de la República porque ya el país está arropado de haitianos en todos los quehaceres de la vida cotidiana del país”.
Juan Carlos Ramírez manifestó: “Que se vayan a estudiar ese idioma a un instituto, pero así como a los haitianos les prohíben cantar nuestro solemne Himno Nacional, que se prohíba el aprendizaje de ese dialecto”.
La realidad
Lo cierto es que profesionales han tenido que aprender creol, como la gineco-obstetra Gloria María Guerrero, quien lo hizo porque era imposible realizar su trabajo, dada la cantidad de pacientes haitianas que recibía en su concultorio, y  no hablan el español.
Ella aseguró que nunca pensó aprender el creol pero no tuvo otra opción.
Hay otros dominicanos que simplemente aprenden el dialecto haitiano, porque aquí habita una vasta comunidad de haitianos y quieren saber qué ellos hablan en sus entornos.
Los dominicanos tienen numerosas opciones para aprender el creol haitiano, destacándose la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el Centro Bonó. Otros que han aprendido a hablar el creol haitiano son: el personal médico de La Maternidad La Altagracia  y militares de Seguridad Froteriza. Además, los jueces y la Cancillería tienen programas especiales para que su elenco aprenda el dialecto.
EL PROFESOR
Para Jean Ralph Placide, la enseñanza del creol en la República Dominicana representó una opotunidad, pues tras graduarse en Haití, buscó en este país la fórmula de insertarse en la vida propductiva.
“Mi llegada a República Dominicana fue parte de mi camino al éxito, pues me dediqué a la enseñanza y escribí los libros 'Habla Creol sin profesor y Aprenda creol sin profesor' ", agregó.
Dijo que tuvo unos años de oro con la venta de esos libros, así como impartiendo clases a distintos grupos particulares y a periodistas. Agregó que los dominicanos que han aprendido el idioma, han establecido mejor relación con los inmigrantes haitianos.