amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

17 sept. 2017

Un juez impone coerción contra dos jóvenes que acompañaron a Kimberly


Ramón Pérez Reyes
Santo Domingo
Un juez de la Atención Permanente de la provincia Santo Domingo impuso este sábado impedimento de salida del país, presentación periódica y una garantía económica a los dos jóvenes involucrados en el hecho en que murió la menor Kimberly Adón.
El Ministerio Público acusa ahora a los dos jóvenes de “asociación de malhechores”, mientras el abogado de la joven muerta, los acusa de seducción de menores, ya que tanto la víctima como la amiga que la acompañaba la madrugada de la tragedia, tenían 16 años de edad.
La medida de coerción también abarca al padre de uno de los muchachos, a quien la Fiscalía acusa de complicidad.
Los tres fueron conducidos detenidos al mediodía de ayer por antes el juez Bernardo Coplín para el conocimiento de la medida de coerción, en presencia de su abogado y los familiares de Kimberly Adón.
Los encartados son Joel Feliz Peña, de 20 años, y quien acompañaba en la jeepeta la noche del accidente a  Kimberly Esther Adón, a otra menor de edad y a Francisco Emilio Abreu Villar, este último al que un juez del juzgado de Paz y Asuntos Municipales de Santo Domingo Norte, le dictó una medida de coerción de tres meses para ser cumplidos en la cárcel de La Victoria.
Este permanece de manera provisional en la cárcel del sector San Luis, donde se informó sería regresado ayer. Preliminarmente el caso fue tratado como accidente de tránsito.
La seducción constituye el hecho de que un adulto contraiga relaciones sexuales con un menor de edad aunque de manera consentida o amancebamiento, pero la ley 136-03 (Código del Menor) prohíbe este tipo de relaciones por entenderse que los menores no tienen capacidad para decidir. Específicamente en su artículo 396 establece que esos casos son considerados abusos sexuales, según explicó el abogado de los querellantes, Esteban Mella, durante una rueda de prensa ayer en la Fiscalía.
Al mismo tiempo advirtió que cuando los padres tengan sometimiento y permitan este tipo de relación se hacen cómplice ante la justicia y podrían ser sometidos cómo cómplices.
Ministerio Público
La fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, se reunió la noche del viernes con familiares y el abogado de la joven fenecida Kimberly Esther Adón, con quienes trató sobre el caso y del accidente en que perdió la vida la adolescente.
El Ministerio Público que en el marco de las labores investigativas logró que fuera impuesta prisión preventiva como medida de coerción en contra del conductor del vehículo, Francisco Emilio Abreu Villar, por la presunta violación de los artículos 210, 220, 299, 300, 301, 302 y 303 de la nueva ley 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.
El artículo 301 establece que las infracciones de tránsito que produzcan daños, conllevarán penas privativas de libertad, mientras el 302 dice que cuando se provoque la muerte o lesiones, los conductores —en este caso el conductor— que sean determinados penalmente responsables de un accidente y que ocasione daños o la muerte, serán castigados, conforme a las disposiciones del Código Penal.
Esta nueva legislación va más lejos, al establecer las infracciones con agravantes en un accidente de tránsito cuando los daños provocados son, entre otras, por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, exceso de velocidad, uso de celular, violación de la luz roja del semáforo, competencias de vehículos de motor en las vías públicas, así como la ausencia de la revisión técnica vehicular.
Son estas violaciones a la nueva ley de tránsito las que sirvieron de fundamento a la fiscal de la provincia Santo Domingo para solicitar a un juez de tránsito el arresto de Abreu Villar, conductor del vehículo en el que viajaban los cuatro jóvenes la noche desafortunada para Kimberly y sus familiares.
Los  familiares de la joven Kimberly y su abogado aceptaron ayer, al darlos como buenos y válidos, los resultados de la autopsia del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), que revela que esta murió por un accidente de tránsito y no por violación y posterior asesinato.
Sin embargo en rueda de prensa, tanto el abogado, así como un tío y el hermano de la víctima anunciaron que solicitarán al Ministerio Público que acuse a Joel Féliz Peña, por seducción de  un menor, en violación a la ley 136-03  (Código del Menor).
Inacif
El Inacif confirmó que la adolescente Kimberly Adón, de 16 años de edad, falleció a consecuencia de un accidente de tránsito.
En su informe, el Inacif hace constar que la adolescente sufrió un trauma contuso múltiple severo de tipo vehicular, teniendo como mecanismo terminal una hemorragia interna por laceración de arteria izquierda e hígado y hemoperitoneo como consecuencia del daño hepático.
El Inacif además explica que existe un patrón de lesiones de predominio contusivo en diferentes partes del cuerpo, entre ellas, en la región anterior del cuello, ambas mamas, y región epigástrica, así como en los brazos y los glúteos.
Se recuerda que el pasado sábado 9 de septiembre la adolescente Kimberly Esther Adón salió en un vehículo de su residencia en Sabana Perdida en compañía de varios amigos y luego tras alegadamente haber sufrido un accidente de tránsito fue llevada a un centro médico privado próximo al lugar de la tragedia y de allí trasladada en un carro de “concho” al Hospital Dorctor Ney Arias Lora en estado agónico, donde a los pocos minutos falleció.
El accidente ocurrió a las 2:40 de la madrugada del domingo en la calle Los Restauradores del sector Sabana Perdida de la referida demarcación.
Informe Amet
En su informe, la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) hizo constar que el accidente se produjo cuando el jeep Mitsubishi Montero sufrió una volcadura en la avenida Los Restauradores, en Santo Domingo Norte, quedando la menor Kimberly Adón presionada debajo del vehículo.
Precisa además que ningunos de los tripulantes llevaban puesto el cinturón de seguridad, así como los vidrios debajo ya que el vehículo carecía de aire acondicionado.