amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

22 ago. 2017

¿Puede la erupción de un supervolcán acabar con toda la humanidad? .BBCMUNDO


Nube de humo y cenizas saliendo de un volcán


Cerca de la bahía de Nápoles, un peligroso silencio, un río de piedra ardiente, corre debajo de los pies de medio millón de personas.
Es una vasta red de cámaras subterráneas que se formaron hace cientos de miles de años, llena de fumarolas y géiseres que se extienden desde las afueras de la ciudad hasta el mar Mediterráneo.
Pero no es un accidente geográfico cualquiera: son los Campos Flégreos o "campos ardientes", una vasta y compleja red de cámaras subterráneas , un supervolcán que podría estallar en cualquier momento.

¿Un gigante que duerme?

Es la mayor caldera volcánica del mundo, un foso profundo formado por grandes erupciones que tuvieron lugar, hasta donde se tiene registro, hace 200.000, 39.000, 35.000 y 12.000 años respectivamente.
Una mesa y un café, con vista a la bahía de NápolesDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionLa Bahía de Nápoles se formó a raíz de varias erupciones volcánicas enormes.
Los últimos 500 años han sido bastante tranquilos para los Campos Flégreos. No ha habido erupciones desde 1538.
Pero acontecimientos recientes sugieren que este período de inactividad puede estar llegando a su fin.
Una repentina aceleración de los procesos que causan deformación y calentamiento dentro de la caldera obligó al gobierno italiano a elevar el nivel de amenaza en diciembre de 2016.
Los expertos tienen la certeza que está por estallar.La gran pregunta es cuándo.

Estado crítico

"Los Campos Flégreos se encuentran en estado crítico. En términos probabilísticos, esperamos algo llamado 'erupción estromboliana violenta', que es relativamente menor a lo que denominamos una supererupción", explica a la BBC Antonio Costa, del Instituto Nacional de Geofísica y Volcanología de Bolonia.
Un mapa de parte de Europa orientalDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionGran parte de Europa oriental estuvo una vez cubierta de ceniza de erupciones volcánicas.
La supererupción más notoria del volcán fue la conocida como Ignimbrita Campana. Ocurrió hace 39.000 años y lanzó roca fundida hasta 70 kilómetros de altura en la estratósfera.
La nube de cenizas llegó al centro de Rusia, a unos 2.000 kilómetros de distancia.
Algunos científicos estiman que la erupción provocó condiciones ambientales extremas en toda Europa, lo que contribuyó a la extinción de los neandertales, al menos en algunas regiones.
Pero si bien representan un peligro para Europa, los Campos Flégreos están lejos ser el único supervolcán del planeta.
La historia geológica de la Tierra es un catálogo de eventos volcánicos de aspecto apocalíptico.

Los más temibles supervolcanes

En el suroeste de Colorado, en Estados Unidos, está el Gran Cañón, con sus paisajes antológicos en un vasto territorio de más de 100 kilómetros.
Una foto nocturna de un volcán haciendo erupciónDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionErupciones como las de Campi Flegrei podrían haber acabado con los neandertales en Europa.
Es la huella visible de una de las explosiones volcánicas más extraordinarias de la historia.
Afortunadamente para nosotros, las placas tectónicas en el área se han reorganizado desde entonces, por lo que un acontecimiento como el que le dio origen es hoy irrepetible.
Pero hace aproximadamente 75.000 años, ocurrió en Indonesia una erupción de escala similar y el supervolcán responsable todavía permanece activo.
Situado en una cordillera en el norte de Sumatra, la tranquilidad y la belleza natural del lago Toba lo convierten en un lugar turístico muy popular.
En realidad, nadie tiene idea de en qué punto de los ciclos volcánicos nos encontramos (...) Pero hay una certeza: en un momento u otro, sucederá"
Pero este lago es en realidad una caldera volcánica enorme, una huella del evento climático más extremo de la historia humana.
"La erupción Toba fue francamente la más grande de las últimas decenas de millones de años", explica a la BBC Clive Oppenheimer, un estudioso de grandes volcanes de la Universidad de Cambridge.
Sin embargo, aunque está activo, no representa un peligro tan desmesurado como el de otro supervolcán ubicado en Estados Unidos.
En el Parque Nacional de Yellowstone, está la caldera volcánica activa más monitoreada del mundo.
Está llena de instrumentos, desde sismómetros hasta sensores GPS. Es tal el peligro que representa que es vigilada, incluso, desde los satélites.
Un avión volando en un cielo encapotadoDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionEl estallido de un supervolcán podría causar interrupciones serias al transporte aéreo.
Yellowstone ha tenido tres supererupciones en los últimos 2,1 millones de años. Si ocurriera otra ahora, algunos científicos creen que tendría consecuencias más devastadoras que cuando ocurrió la del Toba.

Efectos sobre la vida en la Tierra

El vulcanólogo David Pyle, de la Universidad de Oxford, explica que uno de los grandes peligros de las erupciones está asociado a las nubes de ceniza.
"Si tomas una masa terrestre continental y de repente la cubres con 10 centímetros de ceniza volcánica, los árboles perderán sus hojas y probablemente morirán. Los animales consumirán sustancias químicas que son tóxicas y el planeta se calentaría y podría haber sequías prolongadas", vaticinó.
Si Yellowstone, los Campos Flégreos o Toba estallaran, habría un enorme impacto económico en todo el mundo, debido a la forma en que la economía mundial funciona ahora"
David Pyle, Universidad de Oxford
Sin suministros de agua y electricidad y con una interrupción total en el transporte terrestre, habría una crisis inmediata.
"Si Yellowstone, los Campos Flégreos o Toba estallaran, habría un enorme impacto económico en todo el mundo, debido a la forma en que la economía mundial funciona ahora", explica.
El experto pronostica, además, que la aviación mundial podría verse afectada durante décadas.
Con la liberación a gran escala de dióxido de azufre, se precipitaría el cambio climático, lo que podría afectar la seguridad alimentaria mundial.
Pero si has leído hasta aquí, no te preocupes en exceso: los científicos son escépticos en cuanto a que acontecimientos así puedan por sí solos acabar con la humanidad.
En cambio, creen que otro tipo de evento volcánico puede representar una amenaza mucho mayor a nuestra existencia.

La verdadera amenaza

En los últimos 500 millones de años, las cinco extinciones masivas de la vida han coincidido con enormes erupciones volcánicas.
Pero estas no ocurrieron como eventos únicos, sino como procesos continuos que duraron cientos de miles de años.
La caldera de un volcánDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionSi el supervolcán de Yellowstone hiciera erupción, podría devastar la costa oeste de estados Unidos.
Son conocidas como inundaciones basálticas, porque anegaron de lava grandes superficies de tierras o fondos oceánicos.
Se cree que las inundaciones de lava más violentas están asociadas con la deriva continental, es decir, el desplazamiento de las masas continentales unas respecto a otras.
Sólo 11 inundaciones basálticas han tenido lugar en los últimos 250 millones de años, pero su resultado es visible por todos lados: han dejado vastas cadenas montañosas, mesetas o formaciones volcánicas.
El gran problema es que nadie sabe cuándo ocurrirá la próxima.
"Esperamos otra inundación basáltica en los próximos 50 millones de años, pero no creo que nadie tenga idea de dónde y cuándo", asegura Pyle.
En realidad, nadie tiene idea de en qué punto de los ciclos volcánicos nos encontramos. Es totalmente posible que no ocurra nada en el transcurso de nuestras vidas, ni siquiera en los próximos cien mil años.
Pero hay una certeza: en un momento u otro, sucederá.