amborilHoy.com

Periodismo con calidad total

23 ago. 2017

!Atención! Un motor para mover carros sin gasolina


Un motor para mover carros sin gasolinaCarolis Mella Ramírez
carolis.mella@listindiario.com
Santo Domingo
Al dominicano le gusta crear, pero innovar donde no existen muchas oportunidades de avance podría tornarse complicado. Para Daniel Matos, Carolina de Soto y Helpy Henríquez los problemas que se presentan en el camino no fueron obstáculos para emprender. Ellos, al igual que muchos, han logrado innovar con proyectos que lejos de ser un logro más, buscan ser de utilidad para la sociedad.
Usar vehículos sin necesidad de comprar  combustibles en un país donde los precios varían mucho podría ser una utopía. Sin embargo, para Daniel fue un sueño que se convirtió en una realidad.
El emprendedor inventó el sistema “Damacu”, un motor de combustión interna que funciona con aire o con gas comprimido.
El Damacu consiste en hacer que un motor de combustión interna pueda funcionar con aire que extrae de la atmósfera, de la misma forma que podría hacerse con combustible.
Esta innovación trata de un sistema que lo hace autorrecargarse, lo que evita que al momento de terminar la primera extracción de aire o gas la persona tenga que ir a una estación de combustible a reponerlos.
De acuerdo con Daniel, quien use este motor de combustión debe cargarlo por primera vez con un compresor de aire común, que puede ser eléctrico o de gasolina. Esta primera carga se toma del aire y se introduce con presión en un tanque.
Una vez se realiza este procedimiento, no es necesario hacerlo más veces debido a que la carga se conserva y no tiene un tiempo limitado.
Para que sucediera esto, Daniel creó lo que llamó un “regenerador”,  que permite que el aire que el vehículo expulsa por el tubo de escape no llegue a la atmósfera, sino que lo recomprime y lo aplica al motor, lo que permite la preservación del ambiente.
“Así, se mantiene en un círculo cerrado de manera que no se desperdicia nada y con una sola carga que se toma de la atmósfera la primera vez, basta para que el vehículo funcione”, explica Daniel.
Pero la utilidad de este motor no se limita sólo al uso en vehículos, pues este sistema es muy práctico para bombear agua, para uso en la agricultura, para utilizarse en transporte marítimo y terrestre y para producir energía eléctrica.
Las ventajas que tiene el uso de este invento se traduce en que a través de éste se reducen costos porque la persona no tiene que comprar combustibles; además de que no contamina el ambiente y el ruido que emite es mínimo, ocupa poco espacio y no emite calor. Daniel explica que cuando su uso es para un vehículo no esnecesario la utilización de un generador eléctrico.
A pesar de que para la creación del invento le tomó más de seis años, nunca se rindió hasta ver los resultados. Él mismo diseñó y fabricó cada pieza utilizada para la creación del sistema Damacu, (llamado así por las iniciales de su nombre).
Al igual que Daniel, en el país existen muchas personas que con su creatividad e ingenio ponen en marcha sus sueños y construyen con sus manos creaciones que son de utilidad para el comsumo.
Según datos de la Oficina Nacional de la Propiedad Intelectual (Onapi), en los últimos cinco años se han registrado unas 60 patentes, cuatro en modelos de invención, tres que son en modalidad de utilidad y otras 53 que corresponden a patentes  otorgadas a innovaciones de diseño gráfico. Algunas de estas fueron registradas por inventores individuales y otros  de manera colectiva.
Un sistemma antirrobos
Aquella madrugada cuando Helpy Henríquez despertó de un sueño fue diferente a todas. A partir de ahí, su vida no fue igual porque todo giraba con base a ese sueño que lo despertó inquieto y ansioso por innovar en “algo” para beneficiar a la gran mayoría de dominicanos que usan motocicletas para transportar sus familias y acudir a sus trabajos.
Desde ese día, Helpy, un joven de 37 años, junto a su esposa Carolina de Soto, de 27, trabajaron con un único objetivo: crear un  sistema que entre funciones sirva como un antirrobos de motores. Se trata del “Rider Lock”, un dispositivo especializado para la seguridad, protección, organización y fácil acceso en el estacionamiento de motocicletas.
Este dispositivo está compuesto por un armazón, que tiene barreras anticaídas, lo que permite que cuando el usuario llega al estacionamiento coloque las gomas en esas barreras y lo una a un cable de acero inoxidable con revestimiento de goma que posee una especie de candado.
“Lo que buscamos con este invento es, aparte de asegurar y realzar la forma de la estética en las localidades, reducir el nivel de riesgo en cuanto a pérdidas, robos y el índice elevado para cometer actos vandálicos o de delincuencia”, asegura Carolina al mostrar el invento.
Los jóvenes afirman que con la innovación se crea una área organizada, delimitada, enumerada y señalizada, donde los motores quedan estacionados en la misma dirección y el mismo orden, lo que facilita el acceso y la agilización del proceso de bloqueo y permite que la persona que acceda al dispositivo se estacione de forma ágil y segura.
Indican que con el dispositivo también se concientiza al motorista de que existe un espacio único y exclusivo para ellos, evitando estacionarse en entradas o zonas aledañas a la localidad o establecimiento comercial.
El invento cuenta con un portacasco en el que una vez el usuario se desmonta puede colocar su casco en él y si llueve o cae cualquier fluido la parte interior no sufre daños.
Además tiene espacios que pueden utilizarse como una pequeña valla publicitaria y promocional.
La pareja agrega que a la innovación también se le puede incluir varias formas de cierre, entre los cuáles disponen de una cerradura tipo “locker”, cerradura de combinación-clave, o que la persona que acceda al dispositivo coloque su propio candado. Añaden que además crearon un dispositivo similar para el uso en bicicletas.